Home

"Así vamos a quedar" dice @gabotuitero

A propósito de la reunión “privada” que la semana pasada sostuvo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, con un grupo de científicos nacionales, y que Ximena Cortés comentara en un post anterior, rescato desde el baúl de los recuerdos este posteo (enero 2011) que aboga por el inicio de un proceso nacional de participación para dar un salto en nuestro desarrollo científico y tecnológico. ¿Que el ambiente está muy revuelto como para poner otra petición sobre la mesa? Gente!! Es ahora, o nunca.

Post de enero 2011. “La otra samba que nos está “dando” Brasil

Estos son buenos tiempos para ser científico en Brasil. Esta es una máxima que circula en Latinoamérica desde que el ex Presidente Luis Ignacio Lula Da Silva impulsara un proceso de transformación del sistema de ciencia y tecnología, y también porque la actual Presidenta Dilma Rousseff confirmara dicha voluntad.

A decir verdad, este proceso de transformación en Brasil lleva un ritmo frenético, pero es muy destacable que se haya optado por la búsqueda de un consenso nacional para robustecer socialmente esta transformación. Uno de sus hitos ha sido la realización de la 4ª Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), realizada en Brasilia entre el 6 y 8 de mayo de 2010, y a la que asistieron 4.000 personas de la comunidad científica, sectores educacionales, gobierno sector privado e industria. De esta reunión surgió el llamado Libro Azul, presentado el 22 de diciembre de 2010, que contiene las recomendaciones de los asistentes para transformar al país en una potencia científica mundial.

Estos esfuerzos han tenido un impacto creciente en la sociedad. Así, la Tercera Encuesta Nacional de Percepción pública de la Ciencia y la Tecnología de ese país (2.000 encuestados) entrega como resultado que el porcentaje de brasileños que concuerdan con la idea de que la ciencia es más beneficiosa que dañina, o sólo beneficiosa, creció de 74% en 2006 a 81% en 2010, según informa el esta semana el portal scidev.net

Y la pregunta resulta obvia: ¿qué ocurre en Chile? Lo que ocurre es que ni siquiera se vislumbran instancias de diálogo que convoquen actores interesados para discutir estas materias. Y hay varios antecedentes, como por ejemplo que la promesa de fortalecer nuestro sistema de ciencia y tecnología incluida en el programa de gobierno del Presidente Piñera fue y sigue siendo débil o poco clara, que la agenda de innovación parece no ser suficiente para aglutinar aportes de todas las áreas del conocimiento científico, incluidas las humanidades; o que actores tradicionales de búsqueda de consensos y desarrollo de propuestas en esta materia, como lo son la Sociedades Científicas, simplemente no existen en la agenda pública.

Pero hay señales que es necesario tener en consideración. Por ejemplo, es muy interesante constatar la aparición de movimientos ciudadanos como Educación 2020 o la Asociación Nacional de Investigadores de Postgrado (www.anip.cl), que progresivamente se articulan para poner temas en agenda, más allá de las reivindicaciones puntuales por temas coyunturales. También, el fortalecimiento de nuevas referentes, como la Asociación de Periodistas Científicos de Chile (www.achipec.cl) y la Red de Universidades Cruz del Sur. Y el surgimiento de propuestas concretas de diálogo, como la planteada por los vicerrectores de Investigación y Desarrollo de las Universidades de Chile y Católica, quienes, a través de este medio, anuncian su disposición a trabajar por un Plan Nacional Integrado de Ciencia y Tecnología para Chile.

¿Quién responde a dichos estímulos internacionales? ¿quién articula las expresiones de voluntad a nivel nacional?

Sergio Rezende, ex ministro de Ciencia y Tecnología de Brasil, dijo a scidev.net que la ciencia brasileña está creciendo tres veces más rápido que el promedio mundial, y que junto con aumentar los fondos para la investigación, también aumentan los recursos para poner en valor social dicha investigación. Es decir, se fortalece al sistema de CyT y se empodera a la sociedad para que demande los resultados obtenidos.

En esta materia, a esta altura es una anécdota que el ex Presidente Lula no haya obtenido un título universitario. Pero no debe ser una anécdota que nuestro Presidente haya tenido acceso a la mejor educación del mundo (Ph. D. en Harvard) y no avancemos ni un centímetro en materia de desarrollo científico y tecnológico en lo que resta de su gobierno.

Con un precio de la libra de cobre por sobre los 4.20 dólares, uno se pregunta si no estaremos dejando pasar una oportunidad histórica de transformar un anhelo en bienestar real. De transformar definitivamente nuestra sociedad.

Anuncios

4 pensamientos en “Diálogo nacional en CyT chilena A-HO-RA

  1. Para aportar un poco más: si Chile no se mueve A-HO-RA, arriesgamos a perder competitividad en el plano sudamericano (ni hablar en términos globales). Sólo basta hacer un repaso para constatar que nos estamos quedando dormidos en los laureles:

    -ARG: creó Ministerio de Ciencia y Tecnología el 2007; tiene su Programa de Retorno de científicos, fuertes programas de inversión en infraestructura y de difusión y creación de polos científicos. Su feria científica dura meses y no menos de una semana como en Chilito.

    -COL: actualizó hace poco su plan nacional de CyT y elevó de rango administrativo a Colciencias.

    -URU: hace poco acaba de promulgar su nuevo Plan Nacional de Ciencia, y re-estructura levemente su institucionalidad. Se impone aumento de inversión en I+D; algunas notas de prensa hablan de que ya van en el 0,5% del PIB.

    -PERU: Ollanta Humala prometió durante su campaña trabajar en crear un Ministerio de Ciencia y Tecnología, y de crear programas de fomento al retorno de los científicos. La comunidad científica peruana también se mueve en instancias de debate y discusión con políticos.

  2. Comparto totalmente la opinión de Pablo y me imagino que para todos es evidente. La pregunta es entonces ¿por qué ningún gobierno ha sido capaz de darse cuenta de esto, que es tan evidente? ¿por que la ciencia no es un asunto de estado? Pasarán lo años y nos daremos cuenta que partimos la carrera con nuestro vecinos con una buena ventaja y la perdimos toda; seguimos siendo la verdulería del mundo, vendiendo materias primas y explotando los recursos naturales como si estos nunca se fueran a acabar. Llegó la hora de agregarle valor al país pero parece que ninguna autoridad se da cuenta de como se hace esto ¿Que hizo USA en plena guerra fría cuando quería ganarle a los Rusos la llegada a la Luna? Fomentó la creación de programa de doctorado en Ingeniería. Así salieron miles de idea, entre ellas las que llevaron al desarrollo de la cohetería que los puso en la luna. Los primeros computadores y softwares salieron de laboratorios de investigación. Nosotros seguimos sin un plan: todos dicen que la ciencia es muy importante para el país (parece que es lindo decir eso, es como cool) pero no hay institucionalidad, no hay plan, no hay plata, no hay fomento…no hay nada.
    Seguiremos siendo un país que gasta más en las FFAA que en ciencia y que recurre a videntes cada vez que se pierde algo o alguien. Triste. Algo tiene que cambiar y me parece que somos nosotros, los científicos, los que debemos impulsar estos cambios. Me acuerdo que hace años atrás en un congreso alguien contó que el asesor de ciencia de Clinton jugaba tenis con él una vez a la semana…en el cambio de lado le tiraba los palos, le hablaba de las necesidades de la ciencia y los científicos, hacia lobby. Acá, por el contrario, un parlamentario decía que la ciencia era como la música clásica: un gusto que se daban los países ricos. Esa onda.

  3. Concuerdo plenamente con Pablo y con Gabriel León, en el sentido de que somos los científicos, los que debemos participar en nuestras agrupaciones, como la ANIP y sus filiales regionales (@AIPuach para los valdivianos) y presionar.

    En el ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales el tema de la decolonialidad del poder/saber es un tema con bastante desarrollo investigativo. Y mi parecer es que la alianza estratégica entre ciencias biológicas, matemáticas, las artes y las ciencias humanas y sociales se dará inevitablemente, pero demorará mucho más y podría recién producirse en un escenario de crisis social áun más aguda si no nos compremetemos, como individuos enREDados, a este movimiento.

    La inversión en el desarrollo del conocimiento es nuestra gran oportunidad de construir una sociedad mucho mejor, para todas las personas que habitan estos territorios, que hasta el momento no han dejado de ser “cancha de acopio de materias primas con mínima elaboración”.

    El tema da para mucho, necesitamos discutir, gracias Pancho por abrir un espacio de conversación en tu blog.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s